Top

YoMelisa!

Te cae la ficha

Cuando te cae la ficha

De vez en cuando te cae la ficha. Es la madrugada, son las 3:15 y vos de repente empezás a gritarle en silencio a la almohada. Es un grito mudo, ahogado, de esos que no emiten sonido pero hacen un ruido tremendo. Lo tremendo es el dolor detrás de ese grito callado. Las lágrimas las sacaste de prepo. Las empujaste desde algún rincón agazapado de tu dolor porque el pecho te decía que necesitaba llorar. Y ante la falta de voluntad de estas, vos las obligaste a salir. Fue un acto de autoritarismo, urgente autoritarismo. Te sentas en la cama al sentir que estás hecha de llanto y mocos. Tratas de respirar, pero el aire no entra por esa nariz congestionada de angustia. Apresuras el paso...

De vez en cuando te cae la fic...

Read More

La chica de la maldad infinita

Ella no sabía entregar amor a quienes la rodeaban. Su motor interno se encendía apenas abría los ojos. Era una fábrica del mal, cuyo único producto era herir al otro. Cuando entregaba su mercancía a la clientela, parecía alcanzar eso que muchos le contaban: la felicidad, el dividendo más preciado. Un día, una de las maquinas principales que hacía funcionar esta fábrica de maldades se averió y algo cambió en la empresa. Al principio, la muchacha intentó ocultarse de su clientela. Rehuía encuentros y reuniones, intentaba no salir, permanecía todo el tiempo que podía en soledad. Pero llegó el momento de volver al trabajo, tenía que seguir produciendo o el negocio se vendría abajo. Entendió que es imposible alejarse del mundo entero, porque...

Ella no sabía entregar amor a...

Read More
It’s a kind of magic,

IT’S A KIND OF MAGIC

A veces me siento gobernada por un espíritu, pelotudísimo por cierto, que ve la vida color de rosa. Cuando capto que esa energía ha venido a atacarme, quiero salirme de mi misma, hundirme en mis miserias para olvidarme de eso. Pero sabes qué, no se puede. No es tan fácil. Los intentos de huida no funcionan a la primera con ese ente que me habita sin que yo le haya dado permiso, sin que yo le haya abierto ninguna puerta, al menos no de forma consiente. Entonces, parece ser que no queda otra que aceptarlo, dejar que nos gobierne por un rato el cuerpo y la mente y que nos muestre el mundo con esos ojos de vidrio que ven oportunidades por...

A veces me siento gobernada po...

Read More
año nuevo

Año Nuevo

No me gusta vender recetas para vivir, pero suelo encontrarme muchas de ellas. No escribo para eso, pero quizás caiga en el error de hacerlo, pido disculpas de antemano, aunque eso no me exime de mi error. ¿Por qué decirle a alguien cómo proyectar su vida de acá a 365 días después? ¿Quién hace eso? Si el que hace las proyecciones/proposiciones/resoluciones (inserte aquí la palabra que más le guste) ya no será el mismo al terminar el año, ya no será el mismo luego de escribirlas, ya no es el mismo en este momento. Lo aprendí de un tal Heráclito, un tipo que decía que “En los mismos ríos entramos y no entramos, [pues] somos y no somos [los mismos]”, esto es,...

No me gusta vender recetas par...

Read More
vamos, escribir

Vamos

Creo que este año cumplí mi cuota de llanto con creces, pero también de risas. Conocí gente, espacios, lugares. Me conocí en actividades que nunca había hecho. Descubrí partes de mí que no sabía tenía, en el cuerpo y en el alma. Conecté y desconecté muchas veces. Me refugié mucho en mí. Invertí en escritura, la tomé de la mano como una de las certezas: hay mucho que no sé, pero sé al menos que quiero escribir, eso es algo ¿no? Pasé mucho tiempo hablando, algo que no me resultaba tan propio, pero parece que ahora sí. Como si año a año me sacara capas de encima, de esta cebolla que parece ser que soy y así voy descubriéndome un poquito cada vez más. Hay capas más...

Creo que este año cumplí mi ...

Read More
dos sillas

Dos sillas

  —No, para mí no va a llover. —El pronóstico dice lluvia. —Sí, pero no va a llover, vas a ver. —¡Ay, qué bronca! ¿Quién me manda a mí a invitar a todos acá? —Bueno, no vienen nunca. —Sí, pero si ya se habían puesto todos de acuerdo con ir a lo de la abuela Tita ¿para qué me meto yo y abro esta boca enorme diciendo “si no vengan a casa”? —Bueno che… después de todo, esta fue siempre la elegida para fin de año ¿o no? —Sí, pero eso era antes. Ahora no tenemos por qué seguir sosteniendo eso, el año pasado no lo hicimos ¿por qué ahora tuve que hablar? —Porque quizás sentiste que ya era tiempo. —No, todavía no. Laura entra a la casa y se queda...

  —No, para mí no v...

Read More

¿Qué es eso?

¿Qué es eso de ajustar nuestros tiempos a lo que dictan los calendarios? ¿Qué es eso de tener un propósito sólo porque es el día primero? ¿Qué es eso de explicarnos la vida en resultados? ¿Qué es eso de aplicar la contabilidad a nuestros deseos? ¿Qué es eso de medir lo cosechado en términos de “bueno” o “malo”? ¿Qué es eso de exigirnos porque alguien más dice que? ¿Qué es eso de criticarnos porque hemos sido señalados? ¿Qué es eso de ponernos en duda porque no vamos hacia el mismo lado? ¿Qué eso de detestarnos por no querer lo mismo que el resto? ¿Qué es eso de achicarnos porque nadie más confía en nosotros? ¿Qué es eso de asustarnos cuando algo no marcha según lo esperado? ¿Qué es eso de intentar...

¿Qué es eso de ajustar nuest...

Read More

Canción con todo – s

Me encontré con esta canción por primera vez cuando yo tenía 8 años y ella 24. Nuestro encuentro fue obligado por las circunstancias: yo debía cantarla en un acto escolar, ella debía ser cantada en un acto escolar. La canté. Ella fue cantada. Se me grabó a fuego en la memoria, aunque no la entendía del todo. Los años pasaron y ya con 12 (creo) tuve que volver a cantarla. Esta vez, fue como encontrarme con una vieja conocida a la que había perdido de vista, pero que nunca dejó de estar cerca. El tiempo siguió haciéndome grande, y de vez en cuando ella aparecía para cantarse sola en mi cabeza, en mis manos o en mi boca. Un día, no hace mucho tiempo,...

Me encontré con esta canción...

Read More
ella hace más que dormir

Ella hace más que dormir

“Se ríe el niño dormido quizás se sienta gorrión esta vez jugueteando inquieto en los jardines de un lugar que jamás despierto encontrará”. (Plegaria para un niño dormido, Almendra) *** Sofía tiene los ojos cerrados, pero yo sé que hace más que dormir. Sofía me engaña, a ella le gusta hacerlo, aunque no sepa que lo hace. Ella suele cerrar sus ojos y hacer como si durmiera. ¡De veras! finge que duerme, pero en realidad, yo sé que hace más que dormir. Entonces la observo, un buen rato la miro, la veo fingir que duerme y el tiempo se detiene. Recorro con mis ojos sus ojos dormidos, sus largas pestañas que reposan en la cuenca acolchonada de su mirada. Observo cómo estas compuertas hechas de pelos comienzan a temblar...

“Se ríe el niño dormido q...

Read More
perderse, encontrarse

Perderse = encontrarse

Diría Galeano: "En los extravíos nos esperan los hallazgos porque es preciso perderse para volver a encontrarse".   Diría Lispector: "Perderse también es camino".   Mi aporte a la causa: Quise perderme tantas veces Para encontrarme tantas otras Y descubrirme como siempre: Alguien nuevo con viejas ropas  ...

Diría Galeano: "En los extra...

Read More